El Coronavirus no entiende de fronteras

Lo que parecía como una simple gripe se convirtió en apenas unos días en una pandemia mundial. El coronavirus está afectando a miles de países y ciudadanos de todo el mundo. En otro Blog de este mismo nombre estan escribiendo muchas personas sobre el tema del Coronavirus y las consecuencias de estar en estado de Alarma. Porque esta situación de quedarse en casa por el tema del COVID-19 esta cambiando totalmente la vida de las personas en muchísimos paises del mundo. En ese mismo blog que he citado anteriormente estamos dando sugerencias para pasar este estado de Alarma en Casa como estas sugerencias para el confinamiento por el COVID-19 donde dan ideas para hacer más llevadero estos días de confinamiento en casa de todos los Españoles.

En España, la ciudad que más lo está sufriendo es Madrid donde los afectados superan ya los 14.000. Municipios como Torrejón de Ardoz o Leganés son los más afectados de la capital. El número de afectados en Madrid por coronavirus alcanza casi los 6.000.

Pero este virus no entiende de fronteras y llega también a otras tantas comunidades como Cataluña (2.700 afectados), País Vasco (970 afectados), Comunidad Valenciana (726), Andalucía (859), Castilla y León (668) y La Rioja (419) entre otras.

En estos días las noticias sobre coronavirus son inmensas. Algunas noticias aseguran que lo peor está por venir mientras que otras informaciones indican que en China ya están probando con una cura. Lo único que sabemos de este virus es que su fuerza es mucho mayor de lo que nos dijeron en un principio, y ahora es cuando se ve las orejas al lobo.

El mapa del coronavirus comenzó en China y pensamos que eso estaba lejos. Luego se acercó a Italia donde los infectados crecían velozmente.

Mientras en España, el Ministerio de Sanidad declaraba que el coronavirus afectaría a un número muy reducido de españoles, y nos lo creímos. Sus síntomas son tan similares a una gripe común que nadie pensó que le podía tocar a él, pero el coronavirus no distingue de fronteras ni de almas.

Los casos de coronavirus iban en aumento en España cada día hasta llegar a donde estamos ahora. La última hora del coronavirus es que las fronteras exteriores se han cerrado y desde el Gobierno se solicita a todos los españoles que están en el extranjero que vuelvan cuanto antes. Quizás esta medida se debió haber hecho antes. Ahora es fácil hablar y darnos cuenta que no se actuó correctamente, pero cuando pase todo esto debería haber consecuencias para aquellas personas que no lo vieron venir pese a recibir sugerencias para tomar las medidas oportunas.

Ahora tenemos los hospitales llenos, a los profesionales sanitarios trabajando sin descanso, a los trabajadores de supermercados o panaderías exponiéndose al coronavirus día tras día, a los autónomos con el agua al cuello y a miles de trabajadores con una carta de despido temporal en sus manos. Todo por no actuar a tiempo.